El alcalde (e) de Bogotá, Alejandro Gómez, manifestó su preocupación frente a los hechos registrados a lo largo de las últimas dos semanas, en los que se han presentado ataques y afectaciones a las ambulancias y tripulaciones que se movilizan en la ciudad para atender a los heridos que deja la protesta, por cuenta de rumores falsos sobre las misiones médicas.

“Durante el fin de semana, se dijeron dos mentiras: que las ambulancias que prestan servicio de salud transportaban elementos bélicos, y que, además, los equipos médicos estaban entregando los heridos atendidos durante las manifestaciones, a la policía para que fueran judicializados. Estas mentiras, son una violación al Derecho Internacional Humanitario, y, aún más grave, deja una imagen negativa de las tripulaciones que ejercen su labor, poniendo en riesgo su vida”, señaló el alcalde (e).

Frente a estos hechos, anunció que se elevarán denuncias antes la Unidad Nacional de Derechos Humanos de la Fiscalía, la Procuraduría Delegada Disciplinaria para la Defensa de los Derechos Humanos, la Organización Panamericana de Salud, como delegada en Colombia de la ONU, y el Comité Internacional de la Cruz Roja, para investigar a quienes cometieron estos ataques, y a quienes han promovido las noticias falsas.

Sumada a esta situación, el alcalde (e) manifestó que se mantienen los bloqueos que impiden la movilidad de ambulancias que deben transportar heridos o personas que requiere una atención de urgencias en los centros de salud, poniendo en riesgo la vida de ciudadanos que no participan en las manifestaciones.

“Desde la alcaldía somos respetuosos de la protesta pacífica pero no todo vale, hay unas mínimas condiciones que como humanidad hemos acordado para que los servicios de salud queden fuera de los conflictos”, expresó.

Reiteró que, hacia las misiones médicas en la capital de la República debe primar el respeto y la colaboración de todos, “la protección a estos equipos que garantizan la atención a heridos y enfermos, constituye los fundamentos humanitarios históricos por parte de las organizaciones de asistencia humanitaria y también por la doctrina que orienta el derecho humanitario”.

Agregó que, “voy a denunciar ante las diferentes instancias nacionales e internacionales, el difundir mensajes mentirosos, que es un delito de la mayor gravedad y por supuesto este tipo de ataques está condenado”.  

Sobre los ataques a policías señaló que “anoche registramos 16 policías heridos, uno de ellos quemado y en este momento en una grave condición critica a nivel de cuidado intensivo por la cantidad de lesiones que tuvo”, dijo el alcalde (e) Alejandro Gómez, quien agregó: “no sé esto de quemar a una persona qué tanto tiene que ver con el término de resistencia que se le ha planteado en algunos momentos a la protesta”.

El alcalde (e) hizo un llamado enfático para quienes participan en las jornadas de manifestación y protesta que permitan la movilidad de la misión médica, el personal de salud, y el transporte de elementos esenciales para la prestación de servicios de salud.

La ciudad de Bogotá atraviesa el tercer pico del COVID-19, por tal razón, es indispensable que el talento humano en salud pueda llegar de manera oportuna, segura y sin contratiempos, a las clínicas u hospitales para desempeñar su trabajo en beneficio de la ciudadanía.

Su comentario acá